Importancia del juego en el aprendizaje de los niños

Tras diversos estudios, varios científicos de neurociencias han concluido que el juego es mucho más que una forma de diversión. Es común que en los niveles iniciales, los niños y niñas aprendan jugando, pero este es un recurso que se va perdiendo a medida que se avanza en el grado de educación. Pero, ¿qué pasaría si la herramienta del juego se utilizara en todos los niveles educativos?. El juego puede brindar maneras de aprender diferentes a las tradicionales, aportando tanto desde lo educativo como desde lo personal y social.

“Después de varias décadas se desarrollaron nuevas disciplinas como la neuroeducación que demuestra que el juego es una herramienta muy efectiva y trae varios beneficios en todas las etapas educativas”.

Si lo observamos desde una perspectiva neurológica es una herramienta casi obligatoria para el aprendizaje, ya que alienta la práctica de aptitudes que pueden trasladarse a la vida diaria, a la vez que incrementa la motivación, la habilidad para resolver problemas, y maneras sencillas de obtener conocimientos.

En palabras sencillas podríamos resumir que la neuroeducación acerca la ciencia al alumno, para que los maestros sepamos qué es lo que funciona, que ya de por sí es importante, pero también por qué funciona

Por la neurociencia sabemos que a la hora de jugar se activan ciertas regiones del cerebro que hacen que los alumnos estén motivadas para seguir aprendiendo, además de que centran la atención, sin desviar el interés a nada más de lo que se está haciendo. Otra ventaja es que gracias a la neurociencia comprendemos que todos los cerebros son distintos, y como resultado aceleramos la forma de aprender y comprender.

Un colegio neuroeducativo es una escuela inclusiva. Recordemos que cada cerebro es único, irrepetible y cuando se analizan los escáneres cerebrales se descubre que lo del cerebro normal es un mito, porque el 90% de los escáneres revelan anormalidades del cerebro. Esto nos dice que debemos de observar y entender la diversidad en el salón de clases, para que puedan aprender juntos alumnos diferentes, con diferencias a todos los niveles

¿Cómo podemos educar a través del juego?

Mencionamos una serie de pautas que potencian de manera natural situaciones lúdicas como medio para favorecer el aprendizaje:

  • Diversión. La primera regla es la diversión. Las actividades propuestas deben proporcionar placer tanto por la ejecución y descubrimiento como por la propia interacción con los participantes.
  • Presenta los juegos montessori como retos divertidos, no lo impongas como una tarea u obligación ya que esto hará que el alumno lo vea como algo aburrido.
  • Permite y fomenta la exploración de diferentes posibilidades de juegos.
  • Espontaneidad y creatividad. Permite que el niño invente e incremente su capacidad de pensar. El adulto puede facilitar ideas que enriquezcan aquellas propuestas por el niño.
  • Utiliza un lenguaje sencillo que favorezca la comprensión.
  • Muévete, salta, corre, esconde, gira … permite que explore, conozca y disfrute sus capacidades motrices.
  • Fomenta la reflexión sobre los posibles aprendizajes creados con el juego.
  • Premia sus ideas y esfuerzos por más mínimos que parezcan.

¡JUEGA! y mientras juegues no olvides que los alumnos nos dan la oportunidad de volver a disfrutar de las cosas simples de la vida. Disfruta de aquellos momentos llenos de sonrisas y magia que traen consigo aprendizajes cargados de emociones.

Un estudio comprobó que en las clases en las que el profesor explica y los alumnos escuchan de manera pasiva, y en donde son todos evaluados de la misma manera, no hay lugar para esta diferencia. El juego aplicado al salón de clases permite un corrimiento de esta uniformidad.

La gamificación en la educación, traslada esta importancia del juego a la educación, motivando y despertando las emociones de los y las alumnos/as para que se facilite el proceso de aprendizaje. Se basa en el currículo educativo para crear una estrategia que adopte características de los juegos, pero abarcando los conocimientos que se proponen como necesarios que se comprendan y aprendan.

Para volver al juego en las clases, se necesita de docentes creativos y activos, dispuestos a correrse de la clase tradicional. Preparar propuestas alternativas como actividades más cooperativas, vincular el aprendizaje a situaciones reales, aprender a través del juego, agregar elementos del arte y recursos como videos a las enseñanzas, puede llevar más tiempo que la típica clase, pero seguramente va a generar una mejor respuesta al aprendizaje propuesto.

Actualmente existen distintas maneras de gamificar las tareas, ya que se trata de incorporar desafíos, pasos, metas y recompensas. También se pueden utilizar juegos o videojuegos que no son específicamente educativos y convertirlos en fuentes de aprendizaje, o utilizar aplicaciones o juegos que ya fueron especialmente diseñados para aplicar ciertos conocimientos. Por otro lado, es una opción aplicar la gamificación a todo el proceso completo de aprendizaje, o involucrarlo sólo a la hora de la evaluación o en momentos específicos.

Fuente de Información:

  1. Importancia de los Juegos en Educatoy.es
  2. Neuroeducación en Wikipedia